Lavajillas modular

Jueves, 9 Octubre   

Hay veces en las que uno puede advertir si se trata de un hombre o una mujer el que está detrás de una idea. Esto sucede sobre todo cuando hablamos de productos diseñados para tareas que por lo general realizan o bien los hombres o bien las mujeres.

A un lado la revolución feminista y el ocaso del machismo, lo cierto es que a pesar de los entrecruzamientos de estos tiempos que borran las fronteras aún hay tareas que por lo general realizan los hombres –arreglos de la casa, tareas de fuerza, etc.- y otras que las mujeres quizá incorporan como propias aunque no lo sean, es decir, limpieza, cocina o bien el cuidado de los niños.

Idiosincrasias a un lado, no es difícil entonces descubrir que este artefacto ha sido diseñado por una mujer. En efecto, Anna Lopez es quien se ha tomado el trabajo de crear este lavavajillas que, rompiendo con los moldes, no ha sido pensado para ser ubicado por debajo de la encimera sino que su diseño permite montarlo en la pared como si se tratase de un armario. La idea revela la verdad y esta mujer se ha dado cuenta lo que todas advertimos a la hora de cocinar: falta espacio, sobran los electrodomésticos. Es por eso que además de dejar la vajilla reluciente este dispositivo modular evita el tener que guardarla en el armario pues es un armario en sí mismo con lo cual una vez limpia la vajilla puede permanecer allí dentro.